Embajadores Nunna, unidos a favor de una educación infantil de calidad

Nunna Online: un apoyo a las escuelas infantiles

Soy mujer, currante y madre de dos tesoritos de 7 y 3 años. No soy una superwoman ni pretendo serlo, podría estar en el club de las malasmadres, a mi pesar en el de las malahijas y creo que más veces de las que quisiera también en el de las malaamigas… No llego a todo, lo siento.

Reconozco que a menudo se me olvida mirar qué han comido los niños en el comedor del cole y repito el mismo menú en la cena, confundo los días de las excursiones y, como cada año, compraré en el último minuto los libros de texto para el próximo curso.

Sin embargo no mentiría si dijera que cada día, durante esos cuatro años en los que mis peques estuvieron en la escuela infantil, lo primero que hacía al recogerlos de casa de sus yayos, tras darles un beso, era abrir su mochila, sacar su agenda de papel y perderme en sus páginas para saber todo el detalle sobre su día; conocer sus rutinas y cuidados primarios que tanto nos preocupan a los padres en los sus primeros años de vida.

Recuerdo, cuando en una de las reuniones de principio de curso, Graciela, la profe de 2-3 años de uno de ellos, nos dijo solo os comunicaré lo importante, porque como sabéis disponemos de poco tiempo y prefiero dedicarlo a disfrutar con vuestros hijos”. Entonces comprendí la limitación del tiempo que tienen los profesores de infantil, entendí que la realidad de las educadoras no estaba alineada con las expectativas y la necesidad que tenemos los padres, de conocer todos los detalles del día de nuestros niños, durante la jornada escolar durante esa tierna infancia en la que son tan dependientes de los cuidados de sus cuidadores y/o figuras de apego.

Por eso al descubrir Nunna Online, el proyecto de Daniela Cruz que está criando como su tercera hija, volví a revivir esa sensación de cuando alguien se preocupa de manera incondicional por el bienestar de tus hijos, de no querer que te pierdas nada de ellos, y por fin dar la posibilidad a estupendas profesoras, como Graciela, de contar con más tiempo, para comunicar todo lo importante. Al fin y al cabo a mí como a todos los padres me encantaba encontrar en esa agenda palabras que me dieran pistas de su personalidad, que me sacaran una sonrisa, un guiño de complicidad que me ayudase a conocer la parte de infancia que tristemente me estaba perdiendo de ellos.

El destino puso en mi camino a Nunna  y a día de hoy soy una de sus embajadoras. Cuando descubres un proyecto así con tanto corazón, no puedes más que colaborar con él y tratar de dar lo mejor de ti para aportar tu humilde granito de arena a una solución para el sector de la educación infantil, una solución que ante todo piensa en el niño, en su bienestar y brinda oportunidades a las escuelas y familias para que esto sea posible.

En Nunna  nos preocupa las veces que un niño hace pipi o come al día pero, sobre todo, si ha reído, cómo se relaciona o si lleva días triste por algún motivo. Es más que una agenda de seguimiento, es una solución que vela de manera integral por los aspectos físicos, sociales, cognitivos y emocionales que influyen en el desarrollo de cada niño. Y en su filosofía tiene en cuenta la necesidad de optimizar y mejorar el día a día de los profesores que, como Graciela, no quieren perder tiempo llenando agendas a mano, para poder disfrutar de más tiempo de calidad en el aula con los peques, y poder compartirlo con las familias a través de un simple click.

agenda_emocional_nunna_online

 

La diferencia con otros sistemas está en los pequeños detalles. No está pensada como una herramienta de control, ni una app deshumanizada, ni es un grupo más de whatsapp… Se nota que detrás de Nunna hay un equipo que, además de profesionales comprometidos y apasionados con lo que hacen, son también padres y madres como tú y como yo… Conocen las posibilidades tecnológicas a la hora de desarrollar una plataforma de comunicación rápida, segura y eficaz para facilitar el trabajo en las escuelas pero también aportan su componente humano para empatizar con las familias y evolucionar el sistema hacia una agenda más cercana para informar, por ejemplo, cómo ha estado emocionalmente el niño en clase para ayudarle a identificar lo que siente y entender por qué lo siente.

En un entorno digital que evoluciona a un ritmo de vértigo y quizá nos ha sobresaturado de interacciones 2.0, Nunna Online fue pionera en la comunicación de agendas online y en sus 6 años de vida ha dado otro paso al frente para convertirse en la primera agenda que piensa también en el valor de las emociones. Es el ejemplo de cómo una herramienta tecnológica puede estar al servicio de padres y educadores para atender conjuntamente todas las necesidades de los niños de 0 a 3 años.

Si como yo, crees que una agenda así es posible, confías en las empresas sociales comprometidas y tu también crees que entre todos podemos construir un entorno comunicativo mejor para la tierna infancia, tu sitio está en Nunna Online. Te animamos a compartir, aportar y colaborar como embajador/a Nunna, con tu granito de arena contribuimos con en el bienestar de los más pequeños.

mayte