Proyecto Nunna: microcuentos de las emociones: Los celos.

Los celos han sido definidos de muy diferentes maneras por diversos autores; muchos la caracterizan en términos de combinaciones de emociones predominantes como una combinación de dolor, enojo y lástima hacia si mismo.

Si a los expertos les cuesta definirla imaginemos lo difícil que puede ser para un niño de 0 a 6 años entenderla. A continuación nuestra Psicopedagoga Eva Burset nos habla de los celos y la forma de ayudar a los niños a sobrellevarlos:

Los celos son un sentimiento natural en el niño. Se produce por la frustración y la angustia que se siente al creer no ser correspondido por las personas a las que se quiere. El niño es un ser indefenso, vulnerable y altamente dependiente, sobre todo a nivel emocional, por ello, el creer que no está siendo correspondido de la forma que él espera puede provocar sentimientos encontrados como odio hacia las personas queridas.

Desde los 2 años se puede encontrar este tipo de sentimiento, aunque no es hasta los 4-5 años cuando se manifiesta como celos, con las características que vamos a enumerar.

Suele ocurrir por:

  1. Llegada de un nuevo hermano
  2. Los papás no le dedican el tiempo que antes le dedicaban por trabajo o enfermedad, o por otras causas
  3. Prestar atención hacia otros niños (primos, hijos de amigos…)
  4. Nueva pareja de algún padre en familias monoparentales o separadas.

Esto le produce, como ya hemos dicho, frustración ante lo que él siente como un abandono, y puede reaccionar de distintas maneras:

  • Agresión a la persona a la que siente celos o hacia los padres
  • Cambios de humor sin justificar
  • Aparición de conductas nuevas como hacer pipí en la cama, no comer,
  • Llamadas de atención: haciendo ruido, dando golpes, realizando conductas que sabe que no le están permitidas..
  • Desobediencia

A veces los celos surgen entre hermanos ya más mayores; en este caso la comunicación familiar, el incidir en lo bueno de cada uno de ellos, el hacer que jueguen juntos y el compartir juegos en familia suele ser suficiente.

Que debemos hacer:

  • Entenderlos. Si sabemos la causa de los celos podremos empatizar más con nuestros hijos y de esta manera ayudarles a gestionar este sentimiento.
  • Ayudarlos a que se expresen de manera no violenta, que corran o den saltos o que nos pidan abrazos y besos cuando se sientan mal.
  • Anticiparnos a su comportamiento “ahora mamá va a dormir a tu hermano, pero luego vendré y te contaré un cuento” o “tengo que prestar atención a tu hermana en esta momento, pero luego jugaremos juntos”.

Es importante no compararle cosas cuando se sientan así, ellos no quieren un juguete, quieren que juguemos con ellos…a veces solo con escucharles cuando nos lo piden es suficiente.

A continuación el cuento que hemos preparado con cariño para que los niños puedan identificar los celos con ayuda de padres, madres y educadores. Esperamos les sirva de ayuda.

microcuentos_celos_nunna

Descarga el PDF: Microcuento de los celos

Autora de microcuento de los celos: Lidia Baixauli de la Villa.
Fotografía: Nerea Torres Castañeda
Adaptación ilustraciones: Lidia Baixauli de la Villa.

Con cariño

Nunna Online

Licencia de Creative Commons
Microcuentos Emociones Nunna by Nunna Online S.L. is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional License.
Creado a partir de la obra en https://www.nunnaonline.com/microcuentos-de-las-emociones-nunna/